Por primera vez en Asturias, en exclusiva, la carne de buey del Capricho.

LA MEJOR CARNE DEL MUNDO ESTÁ EN UN PUEBLO DE LEÓN, a la altura de La Bañeza, llegamos a Jiménez de Jamuz, pueblo célebre por su alfarería y, desde hace unos años, también por albergar uno de los restaurantes más visitados por los carnívoros: EL CAPRICHO. Allí llegan clientes de todas las nacionalidades alertados por lo que se ha publicado sobre ella en los más importantes periódicos y revistas de todo el mundo. La revista Time llegó a titular que esta es «la mejor carne del mundo». Su propietario, José Gordón, tras aprender sobre el vacuno como ingeniero agrícola, montó este establecimiento en una de las tradicionales bodegas subterráneas que abundan en la zona.

José rastrea pueblos y aldeas del norte de España y de Portugal en busca de bueyes de trabajo o vacas con más de seis años, los compra y él mismo se ocupa del sacrificio, del despiece, de la maduración de la carne.

Las Tablas del Campillín ha creado un cachopo con ellos y tendrá sus carnes por primera vez en Asturias en un menú especial para probar la carne de buey auténtica y con la garantía de El Capricho:

Menú para 2 personas para compartir:

Cecina de Buey
Tacos de buey con pimientos y patatas fritas
Cachopo de Buey El Capricho

Postres a elegir uno por persona entre:
Tarta casera de queso, turrón ó chocolate.
Bebidas aparte.
Precio 60 €/ pareja

Recomendamos este vinazo Beronia Reserva (18 €)

Es una ocasión única para probar las carnes de buey el mejor restaurante de carnes del mundo.

Te esperamos del 8 al 17 de marzo, imprescindible reserva previa  985 21 24 11.

José Gordón ha conseguido que su restaurante El Capricho sea una meca de la carne en general y de la carne de buey en particular. Las mejores piezas hechas con un mimo superlativo. Uno va a vérselas con «la mejor carne del mundo», valorada así por críticos gastronómicos de publicaciones tan prestigiosas como The Guardian o Time. ¿El secreto? Buscarla incansablemente.

Porque José recorre la piel de toro, de arriba abajo, de norte a sur, de este a oeste, al acecho de los mejores ejemplares de bueyes domados repletos de nobleza. Se hace con ellos, contribuyendo a que esta clase de razas autóctonas permanezcan, y los traslada a su explotación. Es un lugar tranquilo, sosegado y, por supuesto, natural. Alejado de la civilización, donde los animales se sienten cómodos, viviendo como en el campo.

Con su equipo hemos creado el cachopo del Capricho, el primer cachopo con carne de buey del mejor restaurante del mundo de carnes. Esperamos que lo disfrutes y que te animes a visitar el Capricho.