Comer en Oviedo

El norte de España es uno de los grandes desconocidos y Asturias, y en concreto Oviedo, tienen mucho que ofrecer. Y es que Oviedo esconde grandes secretos, como su gastronomía. Comer en Oviedo es un auténtico placer para los sentidos. No hay nada como dejarse llevar por una cocina cuidada, casera que es fiel reflejo de la esencia de la tierra.

Platos típicos para comer en Oviedo

Comer en OviedoLa gastronomía asturiana es famosa por su sencillez, su amor por lo productos de la tierra y su consistencia. La cocina de Asturias es claro ejemplo de su esencia, puro mar y montaña. Es por ello que los productos básicos de la gastronomía de esta región provienen del Mar Cantábrico y de lo que se produce y cría en los fértiles valles de la Cordillera Cantábrica.

Sin lugar a dudas, la fabada asturiana es uno de los platos estrella de la gastronomía de esta región norteña. Este plato de cuchara es conocido y venerado en el resto de España, sobre todo en los meses más fríos del año, no en vano es uno de los reconocidos como diez platos típicos de la cocina española. Comer en Oviedo este plato, es una excelente opción.

En una buena fabada no pueden faltar fabes, a poder ser frescas, y si son cultivadas por agricultores de la zona, mejor. Si cumplen estos requisitos y se le añade una buena cocción, las fabes se desharán en la boca solo con paladearlas. El acompañamiento o compagno es el 50% de la fabada. Cuanto mayor sea la calidad de la carne del tocino y con la que están elaborados el chorizo y la morcilla y mejor especiado y curado esté el embutido, más sabrosa estará la fabada.

Otro de los productos más emblemáticos de la gastronomía asturiana es el queso, que goza de excelente fama, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Sus vacas, ovejas y cabras, que pastan en semi libertad en los verdes valles de la Cordillera Cantábrica, producen una leche muy nutritiva, con unas características organolépticas únicas, que permiten la elaboración de quesos tradicionales de sabores particulares, como el Cabrales, el Gamoneu y Afuega’l Pitu. La especialización de Asturias en el sector quesero es tal que cuenta con más de 40 denominaciones de origen en este producto.

El mar también está bien presente en la gastronomía de Asturias y prueba de ello es el empleo del pixín o rape en muchos de los restaurantes de la zona, sobre todo preparado en fritos, salsas o cocinado en algún delicioso arroz.

También del mar proviene el protagonista de otro de los platos más célebres de la cocina asturiana: el cabracho, que en la región se conoce como tiñosu. El pastel de cabracho es una receta sencilla, pues se trata de elaborar un puré con la sueva y sabrosa carne del cabracho. Lo más habitual es que se acompañe con brotes frescos y mayonesa o salsa rosa.

Contacta con nosotros si quieres saborear la esencia de Asturias.