Los domingos en Oviedo son siempre una alternativa perfecta para conocer mejor la ciudad y, sobre todo, para probar su magnífica gastronomía. Te descubrimos qué puedes hacer en la ciudad el último día de la semana.

¿Qué se puede hacer en Oviedo un domingo?


Sería recomendable que comenzáramos la ruta en el Monte Naranco para ir bajando a descubrir las distintas joyas del prerrománico que alberga la ciudad. La iglesia de San Tirso El Real, la Fuente de la Foncalada o la Cámara Santa son alternativas a tener muy en cuenta para disfrutar al máximo.

También te aconsejamos visitar la plaza del Fontán y visitar la catedral, un edificio religioso de enorme belleza en el que podrás descubrir la importancia de esta urbe como punto esencial del camino de Santiago.

El parque del Campillín

 

que hacer oviedo domingo

 

Este espacio natural es una de las paradas obligatorias cada domingo para los ovetenses y para los turistas. En el mismo se celebra un rastrillo donde es posible comprar todo tipo de antigüedades y, a buen seguro, encontrar más de un tesoro ideal para tu hogar.

Tras este paseo, nada mejor que acercarse a uno de los restaurantes abiertos los domingos como Las Tablas. Este establecimiento se caracteriza por un vermut excelente y por su decidida apuesta por la cocina tradicional asturiana, pero siempre con un toque moderno. Podrás comer, o cenar, en el mejor ambiente.

Sus galardones son incontestables. En 2019 ganó el premio al mejor cachopo de Asturias, al mejor cachopo de ternera asturiana y a la mejor presentación. Esta clásica receta es, sin duda, un motivo más que suficiente para visitar este restaurante y dejarse llevar por el exquisito sabor de un cachopo tradicional que te sorprenderá desde el primer bocado.

Igualmente, en su carta se ofrece pote asturiano y otra serie de platos típicos que se riegan con las diversas referencias de su excelente bodega. Su atmósfera única combina la sidrería de siempre con un local tan moderno como recomendable para comer con amigos o familiares a cualquier hora.

De hecho, es la mejor alternativa para comer tras pasear por la ciudad y, sobre todo, tras haber encontrado ese tesoro especial en el cercano mercadillo de antigüedades. Los clientes que acuden al local siempre coinciden en el perfecto equilibrio entre precio y calidad, así como en el sabor tradicional de cada una de sus variadas recetas.

Para comer bien, nada mejor que pasarse por Las Tablas del Campillín. Los domingos en Oviedo siempre son distintos si terminas tu recorrido por la ciudad en un restaurante en el que te sentirás como en tu casa y donde siempre podrás disfrutar de un gran ambiente y de los platos tradicionales con el mejor sabor posible.

 

Restaurante Oviedo Las tablas del campillin

 

📍 C/Calle Arzobispo Guisasola
985 212 411
📷 Facebook